Dimensión Social

La preocupación por el desarrollo social de la región estuvo presente en la ALADI desde el momento de su constitución. En el preámbulo del Tratado de Montevideo 1980 así como en su Artículo 1, los países firmantes expresan su visión de la integración económica regional como “uno de los principales medios para que los países de América Latina puedan acelerar su proceso de desarrollo económico y social”, con base en lo cual, instituyen la Asociación con la finalidad de promover el desarrollo económico-social, armónico y equilibrado de la región.

En el período reciente el Consejo de Ministros de la ALADI, tomando en consideración los cambios políticos, económico-comerciales y sociales ocurridos en el escenario internacional y en la región, ha aprobado diversas resoluciones tendientes a profundizar el proceso de integración y concebir en forma integral los aspectos económico-comerciales y sociales del mismo. En este sentido, mediante las Resoluciones CM 59 (XIII) y 60 (XIII) definió las principales áreas de acción en el orden político, técnico y administrativo para profundizar la integración regional, entre las que figura la promoción de la cooperación y coordinación entre los países miembros para alcanzar una mayor participación en el proceso de integración de los sectores empresarial, laboral y de otros sectores de la sociedad. Con la “Declaración sobre Cohesión Social” los países reafirmaron el compromiso de continuar trabajando para superar la pobreza, la desigualdad, la exclusión y las diversas formas de discriminación existentes en la región. El Foro “Hacia una dimensión social de la integración en la ALADI”, constituyó un espacio de consulta y análisis sobre el abordaje de la dimensión social en el proceso de integración de la ALADI. Finalmente, mediante la Resolución CM 69 (XV) el Consejo de Ministros aprobó los lineamientos y mandatos para desarrollar la dimensión social en el ámbito de la ALADI. Con base en los mandatos contenidos en dicha Resolución, la Asociación modificó su estructura orgánica, incluyendo en la órbita del Comité de Representantes un ámbito de trabajo sobre los aspectos relativos a la dimensión social. Asimismo, convocó a la I Reunión de Ministros del Área Social, de la cual surgieron propuestas sobre actividades y trabajos a desarrollar en el marco de cada uno de los lineamientos contenidos en la Resolución CM 69. 

Sobre la base del espíritu del Tratado de Montevideo y de las Resoluciones arriba citadas, la ALADI ha incorporado en su agenda líneas de trabajo tendientes a desarrollar la dimensión social del proceso de integración.

A la fecha los trabajos se centran en dos líneas principales. Por una parte, la referida a la seguridad alimentaria y nutricional (el link debe dirigir a la nueva pestaña “Seguridad Alimentaria”) y por otra parte, la relativa a la internacionalización de las MIPYMES. Estos trabajos forman parte de un conjunto más amplio de actividades desarrolladas desde el año 2010, a través de las cuales la Asociación realizó un análisis y exploración de posibles líneas de trabajo, tomando en consideración las competencias específicas de la Asociación así como los instrumentos previstos en el Tratado de Montevideo 1980. Los trabajos exploratorios abordaron áreas temáticas tales como microfinanzas y zonas de frontera, así como diferentes tipos de organizaciones productivas, además de las MIPYMES las organizaciones de la economía social y solidaria, las empresas recuperadas y el comercio justo. 

Cabe señalar asimismo, que en el ámbito del Comité de Representantes (CR), órgano político de carácter permanente de la Asociación, se está llevando a cabo la revisión de los reglamentos y condiciones de participación de los órganos auxiliares del CR representativos de la sociedad civil, con el propósito de revitalizar el rol de ésta en el proceso de integración. Por otra parte, sigue abierto el análisis de nuevas líneas de acción que resulte pertinente incorporar en la agenda de la ALADI para el desarrollo de la dimensión social.