Facilitación de Comercio – Introducción

El concepto de facilitación del comercio es entendido como la racionalización, simplificación, reducción o eliminación de todas las medidas o barreras que obstaculicen de manera injustificada el comercio internacional.

Podría decirse también que la facilitación del comercio tiene como fin el desarrollo de un ambiente consistente, transparente y predecible para la ejecución satisfactoria de transacciones de comercio internacional, resultante de la aplicación de instrumentos tales como simplificación de formalidades y procedimientos, estandarización y mejoras en la infraestructura física y armonización de las leyes y regulaciones, con base en normas y prácticas internacionales.


En este contexto y reconociendo que los grandes beneficios para la integración económica vendrían con una integración de los mercados en un sentido amplio, el máximo órgano político de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), el Consejo de Ministros, mediante sus Resoluciones 59 (XIII); 60 (XIII); y 79 (XVII), dispuso, entre otros, dar prioridad a la facilitación el comercio.

En ese sentido, la ALADI desarrolla una agenda orientada hacia dicho concepto, viabilizando un ambiente favorable para el proceso de negociación entre sus 13 (trece) países asociados, con el objetivo de promover regionalmente la prestación de un servicio eficiente de transporte; la difusión de la información, de una forma clara y de fácil acceso; el desarrollo de la logística; y la digitalización de documentos que intervienen en el comercio.

  Al respecto, la Asociación Latinoamericana de Integración está trabajando en la definición de políticas y estrategias y en la producción de conocimiento en estas materias, identificando acciones e iniciativas que hagan parte de una agenda regional de facilitación del comercio, y que tenga en cuenta las exigencias de desarrollo económico y social de todos los países asociados.