¿Cómo exportar?: guía práctica para pymes y agricultura familiar







.....
Resumen:

El aumento de la desigualdad, tanto social como económica, es una preocupación creciente a nivel global y regional como se plantea en la agenda 2030. Es conocido que las distintas desigualdades, entre ellas el acceso desigual a los recursos y la inequidad en la distribución afectan tanto al crecimiento económico como al desarrollo sostenible. Además, que se constituye en la principal dificultad para que las naciones alcancen las metas para reducir el hambre y la pobreza.

Atendiendo a la relevancia de la problemática planteada anteriormente, desde el 2012 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), llevan a cabo un acuerdo de cooperación con el fin de coordinar iniciativas conjuntas que, sobre la base de los instrumentos y mecanismos de acción con que cuentan ambas organizaciones, permitan contribuir al esfuerzo que a nivel nacional realizan los Gobiernos para llevar a cabo la erradicación del hambre y aumentar el desarrollo socioeconómico, en especial la inclusión de la agricultura familiar a mercados locales, nacionales y regionales. Las iniciativas en el marco de este acuerdo están centradas en aumentar la disponibilidad y el acceso a los alimentos a través de la promoción del comercio regional entre las pymes, los productores, las cooperativas y los agricultores familiares de la región.

Adicionalmente, ambas instituciones en apoyo al Plan de seguridad alimentaria y nutricional promovida por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños -CELAC- desde el 2013, apoyan a los países en el análisis de las limitantes que enfrenta el comercio intrarregional de alimentos básicos y en la identificación de propuestas sobre posibles normas y mecanismos que faciliten dicho comercio.

En dicho contexto, se plantean que el fortalecimiento de las capacidades de producción y organización en las pymes y la agricultura familiar, así como su participación en los mercados a distintas escalas, son claves para que la región transite hacia sistemas alimentarios inclusivos que contribuyan a una nutrición adecuada.

La promoción de negocios inclusivos se plantea como una alternativa para afrontar los desafíos de la participación en las distintas fases de la cadena de valor y suministros, pues representan iniciativas rentables en términos económicos y responsables en términos sociales, además aportan diversificando la oferta y mejorando positivamente la calidad de vida de los consumidores y productores.

Para ello presentan la siguiente Guía con el propósito de brindar herramientas a pymes agrícolas, cooperativas y asociaciones de productores para que puedan afrontar los desafíos que representa la internacionalización de la oferta de los alimentos, productos y servicios por éstos producidos.

(Extraído de la publicación).

       Archivo Anexo