ALADI - Asociación Latinoamericana de Integración

ALADI

Inicio -> Prensa -> Discursos

Incorporación del señor Alejandro de la Peña Navarrete como Secretario General de la ALADI para el período 2017-2020
Intervención del Sr. Secretario Genral de la ALADI, Alejandro de la Peña Navarrete
09/05/2017

Gracias, señor Presidente del Comité de Representantes, Embajador Carlos Parker, en particular por sus amables palabras y la presentación de mi hoja de vida. Distinguidos Embajadores Representantes Permanentes de los países miembros de la ALADI y sus respectivos Alternos; estimados Embajadores y/o Representantes de los países y organismos observadores que nos honran con su presencia; miembros de las delegaciones aquí presentes, amigas y amigos todos.

Permítanme empezar por agradecer al Gobierno de México el haberme postulado para ocupar el cargo de Secretario General de la Asociación y, en particular, al Embajador Francisco Arroyo Vieyra, aquí presente, por sus incansables gestiones y valiosos consejos durante el proceso de selección.

Agradezco, asimismo, a los países miembros el haberme designado Secretario General de la ALADI para el trienio 2017-2020 en la reunión del Consejo de Ministros que se llevó a cabo en la sede de la Asociación el pasado 3 de agosto del presente año.

El 1º de septiembre asumí el cargo de Secretario General de la ALADI en un momento particularmente complejo tanto dentro de la región como fuera de la región.

Como se indicó en la nota en la que se presentó mi candidatura, a partir de esa fecha dejé el Gobierno de México para ponerme, cito «al servicio de la Asociación en beneficio de todos sus miembros».

En consecuencia, mi principal responsabilidad consistirá en servir a los países miembros conforme a las funciones y atribuciones establecidas para el Secretario General en el Tratado de Montevideo de 1980.

Trabajaré estrechamente con todos ustedes para avanzar lo más pronto y ampliamente posible en un proceso de integración incluyente que beneficie a nuestros ciudadanos y nuestras ciudadanas.

Haré todo lo que esté a mi alcance para revigorizar y poner al día el componente económico comercial de la agenda de la ALADI avanzando igualmente en la integración social y productiva de la región.

Asimismo, buscaré dar un impulso particular a la convergencia, a la flexibilidad y a la multiplicidad, en el marco de la pluralidad y teniendo debidamente en cuenta los tratamientos diferenciales.

La existencia de mecanismos subregionales de integración en América Latina, hace que la convergencia sea cada vez más relevante y urgente para evitar que nuestra región se fraccione en compartimentos estancos que dificulten la integración de la región en su conjunto.

Estoy convencido de que por su membresía, vocación integradora, personal especializado y experiencia en materia de integración, la ALADI es el foro idóneo para apoyar los ejercicios de convergencia que convengan los países o grupos de países interesados.

En cuanto a la flexibilidad, conviene tener presente que el Tratado de Montevideo de 1980 es lo suficientemente plástico como para incluir en su ámbito de aplicación cualquier tema o modalidad que decidan las partes.

El Perfil de Actividades de este año contiene un abanico de iniciativas que van más allá de los temas tradicionales de la Asociación y nada impide que los miembros decidan agregar otras más acordes con las necesidades actuales.

En mi opinión, la dificultad no gravita tanto en la falta de ideas que conduzcan a la integración regional, sino en cuándo y cómo aterrizarlas en nuestra Asociación.

Es ahí donde la Secretaria puede y debe jugar un papel de catalizador para ayudar a los países miembros a compartir experiencias, definir prioridades y asegurar que las iniciativas que se adopten desemboquen en resultados tangibles en el corto y mediano plazo.

El estudio que se está realizando junto con la CEPAL, el SIECA y el BID-INTAL para un Acuerdo Económico Comercial Integral Latinoamericano será muy útil y oportuno para que los miembros decidan hasta donde quieren llegar en la integración regional.

Considero que si seguimos haciendo lo mismo obtendremos los mismos resultados. Por eso pienso que los países miembros, con el apoyo de la Secretaria, deberían aprovechar aún más el principio de la multiplicidad.

Bajo este principio se pueden, y cito «posibilitar distintas formas de concertación entre los países miembros, en armonía con los objetivos y funciones del proceso de integración, utilizando todos los instrumentos que sean capaces de dinamizar y ampliar los mercados a nivel regional».

En este contexto, por ejemplo, pienso que habría que incorporar aún más, y con un enfoque integrado en los aspectos que correspondan de la agenda de la Asociación, cuestiones tales como las cadenas de valor o proveeduría y la acumulación de origen, por mencionar solo dos ejemplos.

Otra cuestión que requiere nuestra atención es la búsqueda de nuevas formas de interacción con los sectores productivos para recabar sus propuestas en favor de la integración. Existen ejemplos muy exitosos dentro de la región que podrían ser replicados en la Asociación.

En materia de promoción comercial, urge encontrar la forma de evitar que las macro ruedas de negocios consuman los recursos del Fondo de Capital. Para ello, pienso redoblar los esfuerzos para conseguir patrocinadores públicos y/o privados que ayuden a financiar las EXPO-ALADI.

También tengo la intención de elaborar y ejecutar en los próximos meses una estrategia para recaudar fondos que nos permitan financiar algunas actividades en tanto que Asociación o a favor de los miembros que lo requieran a título individual.

En tanto que Secretario General, promoveré la buena imagen y los intereses de la Asociación con los actores relevantes en los países miembros de la ALADI y en los foros internacionales que correspondan.

Sobre esto último, salvo su mejor opinión, estimo que la ALADI debería estar presente en la próxima Conferencia Ministerial de la OMC que se llevará a cabo del 10 al 13 de diciembre en Buenos Aires, Argentina.

Además, próximamente los consultaré para definir la pertinencia de convocar la siguiente reunión de Ministros y/o Altas Autoridades de Comercio al margen de la Conferencia Ministerial de la OMC en Buenos Aires. Esto, obviamente, en consulta directa también con el país anfitrión.

Por otra parte, con su ayuda y orientación, pienso visitar sus respectivos países para intercambiar ideas sobre la integración con funcionarios públicos, agencias de promoción, sectores productivos, instituciones académicas y formadores de opinión, por ejemplo.

Asimismo, aunque en otro orden de ideas, redoblaré los esfuerzos de la Secretaria para avanzar en la ampliación de la membresía de la ALADI con la adhesión de los países latinoamericanos que aún no lo han hecho.

En cuanto a la Secretaria de la ALADI, una vez que tenga una mayor experiencia sobre el día a día de su funcionamiento, consideraré la posibilidad de obtener el Certificado de Gestión de la Calidad ISO 9001, como lo hice en el Secretariado de APEC y fue muy útil.

Adicionalmente, junto con nuestros técnicos de la Secretaria, examinaré y trabajaré en la identificación y desarrollo de nuevos servicios a los usuarios de la ALADI para servir a la comunidad latinoamericana que opera en cada uno de los países miembros en la integración y a favor de la integración de nuestra región.

Finalmente, señor Presidente, pero no por ello menos importante, quiero concluir está presentación agradeciendo a nuestro querido y respetado ex Secretario General, Carlos Chacho Alvarez, su labor durante estos últimos 6 años y el trato que tuvo para con mi persona desde que nos conocimos en esta ciudad.

Señor Presidente, distinguidos colegas, amigas y amigos, muchas gracias a todos por su amable atención.


ALADI - Asociación Latinoamericana de Integración




Cebollatí 1461 CP 11200. Tel: + 598 24101121 Fax: + 598 24190649
Montevideo - URUGUAY
Email: sgaladi@aladi.org       ¿Cómo llegar?
© Copyright 2015